¿Cuál es la diferencia entre la inspección y el mantenimiento de extintores?

Por admin,

inspección de extintores

La inspección y el mantenimiento de extintores son conceptos que podemos confundir frecuentemente. Ambos son de suma importancia para la prevención de incendios y es por esto que a continuación te presentaremos en que consta cada uno:

¿En qué consiste la inspección de extintores?

Una inspección es una “revisión rápida” para dar una seguridad razonable de que un extintor de incendios está disponible, completamente cargado y operable. El valor de una inspección se encuentra en la frecuencia, regularidad, y la minuciosidad con la que se lleva a cabo. La frecuencia puede variar de cada hora a mensual, basado en las necesidades de la situación. Las inspecciones siempre deben realizarse cuando los extintores se colocan inicialmente en servicio y, posteriormente, a intervalos de aproximadamente 30 días.

Si deseas saber de que manera inspeccionar tus extintores visita nuestro artículo “¿Cómo debes inspeccionar tus extintores?”.

¿En qué consiste el mantenimiento de extintores?

Los extintores deben mantenerse a intervalos regulares (al menos una vez al año), o cuando se indique específicamente por una inspección. El mantenimiento de extintores es un “control minucioso”. Su objetivo es dar la máxima garantía de que un extintor funcionará de manera efectiva y segura. Incluye un examen completo y cualquier reparación necesaria, la recarga o sustitución. Normalmente se revelará la necesidad de la prueba hidrostática de un extintor.

Si después de dar una inspección a tus extintores te diste cuenta de algunas irregularidades en Extintores SECOM podemos ayudarte a darle el mantenimiento adecuado a tus extintores. Para solicitar más información contáctanos.


Sé el primer comentario .

Tu retroalimentación