¿Sabías qué…? Incendios Forestales

Por admin,

¿Sabías que…

  • Los incendios se producen cuando se combinan el calor, el oxígeno y el combustible. En el caso de los incendios forestales, se combinan el oxígeno encontrado en la atmósfera, el calor que proviene de la radiación solar y el combustible, que en este caso es la vegetación seca?
  • La época seca en México comprende los meses de marzo a junio. dependiendo de la situación geográfica de cada región?
  • Existen tres tipos de incendios forestales y que se determinan dependiendo del tipo de combustible que los origina?
  • Los tipos de incendios forestales son: de copa (también conocidos como de corona o aéreos), rastreros (o de superficie) e incendios subterráneos?
  • Los incendios de copa se dan generalmente en zonas con una gran concentración de árboles y que dañan severamente a la vegetación y a la fauna silvestre?
  • En los incendios rastreros los más dañados son los pastos, arbustos, matorrales y hierbas al ras del suelo?
  • Los incendios rastreros son los más frecuentes en México (más del 90% de los incendios forestales son de este tipo) gracias a la deforestación?
  • Los incendios subterráneos se propagan bajo la superficie del terreno y que afectan a las raíces y la materia orgánica?
  • Los incendios forestales se caracterizan por no generar llamas y por generar poco humo?

Los incendios forestales se producen en gran medida por factores humanos, siendo las actividades agropecuarias los mayores culpables con un 57% de los incendios. Otras causas comunes son las fogatas desatendidas, la quema de pastos, las tormentas eléctricas, la deforestación, rozatumba y quema, derecho de vía de carreteras, caminos, líneas de transmisión eléctrica o telefónica y ductos de hidrocarburos, petrolíferos y petroquímicos.

Aunque se estima que sólo un 4% de los incendios forestales son intencionales, debemos ser responsables al manipular combustibles en zonas forestales, especialmente durante la época de secas. Y es importante contar con equipo contra incendio a la mano, como pueden ser los extinguidores del auto.

 


¿Qué hacer con un extintor caduco?

Por admin,

Instalar el equipo contra incendios adecuado es una prioridad en cualquier hogar. Pero, ¿qué hacer con ellos cuando después de un periodo determinado de tiempo estos caducan? El contenido de estos equipos puede ser tóxico, por lo que es importante deshacerse de ellos de la manera adecuada.

Todos los tipos de extintores dependen de un gas propulsor que es el encargado de expulsar su contenido por la manguera y hacia el fuego. Es algo así como un envase de crema batida, cuando el gas propulsor de nuestro envase caduca, ya no tiene la fuerza para expulsar el contenido.

Recarga y manipulación de equipos caducos:

Dependiendo de la ciudad donde te encuentres, muchas veces puedes deshacerte de los equipos caducos pagando una pequeña suma de dinero. Checa si tu equipo es recargable, ya que algunos equipos son desechables. En Extintores SECOM podemos asesorarte en la mejor manera para deshacerte de tu equipo caduco y en la compra y recarga de extintores.

Recuerda que no debes tirar un extintor caduco en la basura, ya que los materiales con los que está hecho el equipo, combinados con los químicos de su interior, catalogan a los extintores como desechos tóxicos. Para deshacerte de un extintor usado o caduco, lo mejor será dirigirte a empresas especializadas o contactar al cuerpo de bomberos de tu localidad.

 

 


¿Se pueden reutilizar los extintores?

Por admin,

Los extintores de fuego te permiten apagar un incendio menor o evitar que haya daños mayores mientras esperas a los bomberos. En el mercado existe una gran variedad de modelos que pueden ser utilizados para los tipos de incendios más comunes en el hogar, como los causados a la hora de cocinar, o los ocasionados por líquidos inflamables o desperfectos eléctricos.

Algunos extintores caseros son reutilizables mientras que otros deberán ser reemplazados tras su uso. Los extintores desechables generalmente tienen válvulas de plástico, mientras que las válvulas de los recargables son de metal.

  • Recarga de extintores:

Los extintores recargables necesitan, como su nombre lo indica,  ser recargados una vez que se utilizan, ya sea que los vacíes o no completamente. Acércate a Extintores Secom donde podemos orientarte.

  • Reemplazo:

Los extintores que no son recargables deberán ser reemplazados por nuevos una vez que sean utilizados. Procura comprar un extintor nuevo inmediatamente, aunque pienses que no utilizaste el contenido completo. Un extintor usado puede contener menos producto extinguidor del que piensas que tiene, o podría no funcionar correctamente cuando necesites combatir el fuego. Una nueva unidad te asegura que tendrás un equipo lleno, funcional y a tu disposición ante cualquier emergencia.

  • Selección:

Los extintores recargables y los desechables son igualmente efectivos para combatir el fuego. Los equipos desechables suelen ser más convenientes ya que en ocasiones es más sencillo encontrar dónde comprar uno nuevo que encontrar un lugar para recargarlo. Basa tu compra en el tipo y tamaño del extintor, no en si es reusable o desechable. Los extintores caseros deberían servir para extinguir fuegos clase A, B y C, líquidos inflamables y los causados por cortos circuitos. Procura escoger un modelo liviano y fácil de manejar en caso de una emergencia. Recuerda que en extintores Secom ofrecemos el servicio de venta de extintores y  recarga de extintores.

  • Consideraciones:

Recuerda que todos los equipos contra incendio necesitan ser recargados o reemplazados después de un periodo de tiempo, aún cuando no hayan sido utilizados. El periodo de vida de un extintor es limitado, y generalmente podemos revisar su caducidad si observamos el indicador que tienen en la manija. Si la aguja del indicador está en verde, significa que está adecuadamente mantenido. Es imprescindible que cambies o le des mantenimiento a cualquier equipo cuya aguja esté en la zona roja del indicador.

  • Mantenimiento:

Tanto los extintores reusables como los desechables necesitan de un mantenimiento sencillo para que se mantengan en condiciones óptimas: una buena costumbre es revisar regularmente los equipos, asegurarte de que los indicadores estén en verde y en el periodo de vida adecuado, que los equipos estén en buena forma, sin abolladuras o golpes aparentes. Limpia el polvo y asegúrate de que no estén bloqueados por algún objeto que te impida el acceso a ellos durante una emergencia.

 

 


¿Cómo limpiar las parrillas tras usar extintores de fuego?

Por admin,

Apagar una parrilla en llamas utilizando un extintor resuelve un problema, pero crea otro. Generalmente nos vamos a enfrentar a un residuo blanco y arcilloso que se resiste a ser removido con jabón y agua. Esta sustancia arenosa no es otra cosa que bicarbonato de sodio y otros agentes extintores que fueron expulsados a presión. Deshacerse de este desorden necesitará productos de limpieza comunes y mucha fuerza en el brazo.

Necesitarás:

  • Cubeta grande
  • Agua
  • Producto desengrasante (como los que usas para limpiar la cocina)
  • Vinagre blanco
  • Esponja
  • Manguera para jardín
  • Cepillo de metal para parrillas

Procedimiento:

  1. Remueve las parrillas, cúbrelas de producto desengrasante y colócalas en la cubeta llena de agua. Déjalas remojar por un rato.
  2. Remueve la charola para el carbón, y si estás limpiando un asador eléctrico, remueve las piedras volcánicas o los tabiques cerámicos. Sepáralos.
  3. Talla el interior y el exterior del asador con una solución hecha al 50/50 de agua y vinagre blanco, que es un ácido ligero que ayudará a disolver y remover los residuos de bicarbonato de sodio provenientes de un extinguidor de fuego.
  4. Coloca el asador bajo el sol y enjuágalo utilizando la manguera de jardín. Asegúrate de eliminar todos los residuos. Deja el asador secando al aire libre.
  5. Coloca la charola de nuevo en su lugar, y en caso de ser necesario, las piedras volcánicas o tabiques cerámicos. Acomódalos en una sola capa y bien distribuidos.
  6. Talla las parrillas con una esponja, enjuágalas con la manguera y permite que sequen por completo antes de volver a colocarlas sobre el asador.
  7. Enciende el fuego y permite que el asador se caliente.
  8. Cierra la tapa del asador y mantén el fuego encendido por unos 15 minutos de modo que cualquier residuo que pudiera quedar, se queme. Esto eliminará las posibilidades de que tu próximo asado tenga un sabor extraño.
  9. Apaga el fuego y espera a que las parrillas se enfríen.
  10. Cepilla las parrillas con el cepillo de metal, y de ser necesario, enjuágalas de nuevo.

¿Cómo extinguen el fuego los diferentes tipos de extintores?

Por admin,

Extintores de agua

  • Los extintores que trabajan con agua apagan el fuego al eliminar el calor del fuego y reduce la cantidad de oxígeno que las llamas necesitan para arder. El agua es sólo efectiva en incendios causados por combustibles básicos, como la madera y el papel.

Extintores de químicos secos

  • Este tipo de extintores están llenos con espuma o polvo, generalmente, bicarbonaro de sodio o bicarbonato de potasio. El bicarbonato ahoga el fuego al privarlo del suministro de oxígeno necesario para continuar ardiendo. Los extintores químicos generalmente se presurizan con nitrógeno..

Extintores de Dióxido de Carbono

  • Los extintores que trabajan con CO2 funcionan de dos maneras:
    • El CO2 es un gas sumamente frío que baja rápidamente la alta temperatura del fuego. Recordemos que el fuego necesita de combustible, calor y oxígeno para arder.
    • Adicionalmente, el CO2 es un gas más pesado que el oxígeno y su presencia desplaza al oxígeno.

¿Cómo hacen los bomberos para extinguir un incendio?

Por admin,

Leer el fuego

  • Antes de comenzar a combatir las llamas, es necesario que los bomberos estudien el fuego para determinar la mejor manera de combatirlo de la manera más rápida y segura posible. A esto se le llama “leer el fuego” y una de las maneras en las que se hace, es estudiando el color del humo para determinar de dónde viene, valorando qué tan caliente está el humo usando agua, y buscando hollín en las ventanas, para establecer qué tipo de materiales son los que se están quemando.

Productos combustibles

  • Una vez que se ha leído el fuego, los bomberos planean el ataque. Existen muchas formas de apagar un incendio, dependiendo del tipo de fuego. Alejar el combustible es una de las mejores maneras para terminar con él. Por ejemplo, en un incendio en un lote baldío, quitar todo el pasto seco es una buena idea, ya que de esa forma, no habrá nada que mantenga encendidas las llamas. En estos casos, puede ser que se utilicen tractores para cavar una franja de tierra justo frente al fuego, lo que elimina el paso e impide que el fuego se propague.

Agua

  • Una de las maneras más comunes de extinguir un incendio es rociándolo con agua. El agua baja la temperatura evitando que el combustible se encienda. El agua también ayuda a ahogar las llamas al eliminar el oxígeno. El fuego no puede arder sin oxígeno.

Aturdir

  • Este método para extinguir las llamas es menos conocido. Un aturdidor es un tapete grueso de hule atado a un largo poste de metal. Este tipo de estrategia se usa a menudo en incendios forestales y de lotes baldíos. El bombero debe ser cuidadoso al utilizar el aturdidor. Si se golpea demasiado, puede alimentar el fuego al darle más oxígeno para arder.

Retardantes de llamas

  • Los retardantes de llamas son productos químicos utilizados para detener las reacciones químicas del fuego. Este tipo de retardantes se hacen de haluros orgánicos. A menudo, los retardantes se utilizan para controlar el fuego, más no para extinguirlo. Por ejemplo, durante los incendios forestales, se rocían retardante en áreas que se teme podrían ser alcanzadas por las llamas para mantenerlas fuera del área en llamas.

En todos los casos donde se presenta un fuego, es necesario contar con el equipo contra incendio adecuado, recuerda estar al día en el mantenimiento de los extintores y preparado ante cualquier eventualidad.


¿Cómo manipular y almacenar productos inflamables y combustibles?

Por admin,

Los materiales inflamables y combustibles pertenecen a una clasificación de productos químicos que tiene reglas establecidas sobre las condiciones bajo las cuales se deben de almacenar y manipular. Es importante ubicar qué tipo de materiales se están almacenando y la cantidad de los mismos.

Existen organismos internacionales como la NFPA (National Fire Protection Association) que se han hecho normas sobre este tema. Por ejemplo, la norma NFPA30 establece que los líquidos inflamables que tienen un punto de inflamación por debajo de los 37.8° C se deben de clasificar de la siguiente forma:

  • Líquidos Clase I – cualquier líquido con un punto de inflamación inferior a los 37.8° C y una presión de vapor que no exceda los 40 psia. Esta clase se subdivide a su vez en:
    • Clase IA – líquidos con un punto de inflamación inferior a 22.8° C y un punto de ebullición menor a 37.8° C.
    • Clase IB – líquidos con un punto de inflamación inferior a 22.8° C y un punto de ebullición superior a 37.8° C.
    • Clase IC – líquidos con un punto de inflamación igual o superior a 22.8° C, pero menor a 37.8° C.
  • Líquidos Clase II – son todos aquellos líquidos con un punto de inflamación igual o superior a 37.8° C, pero inferior a 60.0° C.
  • Líquidos Clase III – cualquier líquido con un punto de inflamación igual o superior a 60° C, pero menor a 93° C.
    • Líquidos Clase IIIB – líquidos con un punto de inflamación igual o superior a 93° C.

El almacenamiento de líquidos inflamables y combustibles se puede dividir en 2 categorías:

  1. Recipientes móviles – corresponden a pequeñas cantidades o volúmenes superiores que requieran de un área especial para su almacenaje, separados de otros productos químicos. Si van a ser transportados, es necesario clasificarlos y rotularlos como líquido inflamable.
  2. Recipientes estacionarios

  Normas Generales para su manejo:

  • Evitar cargas electrostáticas.
  • No calentar estas sustancias en recipientes destapados o con tapas convencionales a llama directa.
  • Observar dónde se encuentras los dispositivos y medios de protección como extintores, detectores de humo, alarmas, duchas de emergencia, rutas de evacuación, etc.
  • Inspeccionar todos los contenedores periódicamente y antes de ingresarlos a los vehículos transportadores.
  • Mantener los contenedores herméticamente cerrados y protegidos.
  • Evitar que choquen unos con otros.
  • Mantener los contenedores vacíos cerrados y en un área separada.
  • Los vehículos de transporte deben de ir correctamente rotulados y  llevar la señalización adecuada, al igual que las áreas de almacenamiento. Los contenedores o recipientes deben ir marcados con el nombre del producto y la etiqueta correspondiente.
  • Es aconsejable guardar los productos inflamables en envases de metal conectados eléctricamente a tierra. Los recipientes de plástico constituyen en caso de incendio un peligro adicional.
  • Nunca dejar recipientes destapados en el lugar de trabajo, ya que los vapores generalmente son volátiles, inflamables y más pesados que el aire.
  • Utilizar, de ser posible, aparatos cerrados y puestos a tierra y trabaje siempre bajo un sistema de succión que no permita escapar los vapores inflamables.

 

 

 

 


Top 10 consejos para prevenir incendios en casa.

Por admin,

Nunca está de más que recordemos estos 10 sencillos consejos para asegurar que nuestros seres queridos y nuestras posesiones estén seguras.

consells_casa3

 

1. Nunca, jamás dejes velas encendidas dentro de una habitación. No importa si sólo vas a otra área de la casa,           o si vas a salir a la calle. Recuerda siempre apagarlas y jamás dejarlas desatendidas.

 

consells_casa4

2. No dejes niños solos en casa. Procura que siempre haya un adulto responsable para cuidarlos, o pídele a una        vecina que los cuide mientras regresas.

 

consells_casa6

3. Antes de salir de casa o de irte a dormir, revisa que no haya velas encendidas ni ningún otro aparato que                pueda desatar un incendio (estufas, calentadores, etc). De ser posible, cierra la llave de paso del gas.

 

consells_casa1

4. Si hay estufas o calentadores en una habitación, procura que tenga suficiente ventilación y que comunique al          exterior, ya que si no, se corre el riesgo de intoxicación o de una explosión por acumulación de gases.

 

consells_casa7

5. No conectes varios aparatos en un solo enchufe, y procura mantener la instalación eléctrica en buen estado.

 

 

consells_casa8

6. No utilices aparatos eléctricos en mal estado, pero sobre todo, no intentes repararlos si no sabes cómo                     hacerlo. Pueden ocasionar un corto circuito.

consells_casa9

7. No fumes en la cama ni tires las colillas en cualquier lado. Antes de tirarlas, asegúrate de que estén bien                    apagadas.

 

consells_casa2

8. Mantén las estufas lejos de objetos inflamables. Asegúrate de que se encuentren a por lo menos un metro de         ropa tendida, trapos de cocina, tapetes, sofás, etc.

 

consells_casa5

 

9. Mantén los cerillos y encendedores lejos del alcance de los niños.

 

 

consells_casa10

10. Si no cuentas con el equipo contra incendios adecuado, no trates de apagar tú el incendio, mejor llama cuanto antes a los bomberos al 068.


Top 10 tips para prevenir la inhalación de humo.

Por admin,

¿Cómo puedo prevenir la inhalación de humo?

  1. Para evitar los incendios, asegúrese de que las conexiones eléctricas, chimeneas, estufas de leña y radiadores de calor funcionan adecuadamente. Utilice las sustancias inflamables cuidadosamente y guárdelas fuera del alcance de los niños.
  2. No deje los cigarrillos encendidos desatendidos y deséchelos apropiadamente. Mantenga los encendedores de cigarros y fósforos fuera del alcance de los niños.
  3. Diseñe un plan de escape en su casa, en caso que haya un incendio. Practíquelo frecuentemente con su familia.
  4. Arrástrese en el suelo para escapar un edificio en llamas. El aire en el suelo será menos caliente y más limpio.
  5. Utilice detectores de humo en su casa y revíselos regularmente para verificar que estén funcionando de forma adecuada.
  6. No sitúe calentadores de gas en habitaciones con poca ventilación.
  7. Vigile que los calentadores queman bien el gas combustible y que no existen escapes.
  8. Mantenga en buenas condiciones los conductos de ventilación de humos y residuos de combustiones a través de chimeneas, extractores o rejillas de ventilación.
  9. No sitúe braseros ni estufas en una habitación mientras alguien duerme.
  10. No mantenga el motor de un coche encendido en garajes cerrados o locales con escasa ventilación.

Top 10 formas de diagnosticar la inhalación de humo.

Por admin,

La inhalación de humo ocurre cuando se inhala humo nocivo de materiales y gases en combustión. El humo nocivo podría contener sustancias químicas o venenosas, como monóxido de carbono o cianuro. Cuando el humo nocivo se inhala, sus pulmones y vías respiratorias se pueden irritar, inflamarse y obstruirse. Los pulmones y las vías respiratorias dañadas provocan que el oxígeno no entre a la sangre y se podría desarrollar una falla respiratoria.

¿Cómo se diagnostica la inhalación de humo?

  1. Gases en la sangre
  2. Exámenes de sangre
  3. Broncoscopía
  4. Radiografía del pecho
  5. Exámenes de funcionamiento pulmonar
  6. Escán V/Q
  7. Historia clínica
  8. Disnea, ronquera, tos, estridor, sibilancias, cianosis, hemoptisis, expectoración de cilindros bronquiales, dificultad respiratoria
  9. Quemaduras cervico-faciales u orofaríngeas, vibrisas chamuscadas, irritación conjuntival; quemaduras cutáneas muy extensas.
  10. Esputos carbonáceos.

Recuerda instalar detectores de humo dentro de tu hogar y lugar de trabajo, estos útiles equipos te alertarán en caso de un incendio, evitando el riesgo de sufrir graves consecuencias tras un incendio.