¿Por qué se incendia un vehículo?

Por admin,

El martes 17 de mayo se incendió una unidad del Metrobús de la Línea 1 entre Insurgentes y Campeche en la colonia Roma.

Según lo que dijeron los testigos, la unidad de la Línea 1 comenzó a sacar humo, por lo que tuvieron que romper el vidrio para que pudieran bajarse algunas personas, aunque la mayoría pudo bajar por la puerta principal.

Los bomberos llegaron al lugar para ayudar a controlar la situación, y afortunadamente no se registraron heridos.

¿Por qué se incendia un vehículo?

Pocas veces puede identificarse la causa, pero los incendios casi siempre se originan en el área del motor, ya que es un espacio cerrado que contiene diferentes componentes y materiales, y aunque los vehículos están diseñados para proteger a los pasajeros del fuego, no se tiene la misma protección contra el humo o las explosiones.

La clave es el mantenimiento adecuado del motor. Los vehículos requieren líquidos inflamables que al derramarse, pueden causar una combustión. Las mangueras y bombas en mal estado pueden ser otra causa de incendio, ya que si el líquido sale por una rotura, puede provocarse un incendio.

Otras causas comunes pueden ser los neumáticos poco inflados, el choque de ruedas dobles, el convertidor catalítico,  ya que durante la quema de combustible puede alcanzar hasta 550° Fahrenheit. Sin embargo, las fallas más recurrentes están relacionadas con componentes eléctricos mal conectados o que provocan cortos circuitos. Los materiales con los que se construyen los autos también influyen en la causa de un incendio. pues el metal que se usaba anteriormente ha sido sustituido por plásticos que suelen quemarse con mayor facilidad.

Para evitar que un vehículo se incendie lo mejor es darle un mantenimiento periódico. De acuerdo con información de la Asociación Nacional para la Protección de Incendios, sólo 3% de estos incidentes son consecuencia de un choque y estos se deben generalmente al combustible derramado o el uso incorrecto de señales luminosas.

Es fácil prevenir este tipo de eventos manteniendo un adecuado programa de mantenimiento a tu vehículo, sin embargo, en el desafortunado caso de que te encuentres en una situación de fuego mientras lo utilizas, te recomendamos contar con un extintor que te ayuden a evitar accidentes. Recuerda revisar periódicamente mantenimento del extintor, ya que estos pueden llegar a dañarse o el químico extintor empleado puede dejar de ser funcional.


La importancia de incluir equipo contra incendio en el Plan de Seguridad para tu hogar.

Por admin,

De acuerdo a la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), ocurre un fuego accidental cada 10 segundos. Tan sólo en los Estados Unidos mueren más de 2,500 personas al año y otras 13,000 resultan heridas en incendios domésticos.

Ya sea que vivas en una casa o un departamento, existen ciertas precauciones que debes tomar para evitar formar parte de estas lamentables estadísticas. Además de colocar detectores de humo y de monóxido de carbono en cada piso de tu casa, es sumamente recomendable contar con extinguidores también. Estos equipos no son caros y pueden significar la diferencia entre un fuego pequeño y una completa destrucción y la pérdida de vidas humanas. Para conocer los precios de extintores, consulta a los expertos de Extintores SECOM.

En Extintores SECOM contamos con un gran surtido de equipos contra incendio, además de que tenemos amplia experiencia en química industrial, lo que respalda la calidad de nuestros productos y servicios.

Nos respalda la experiencia de haber trabajado con las más grandes e importantes empresas y dependencias gubernamentales, brindándoles siempre la más alta calidad en productos y servicios. En Extintores SECOM cumplimos con las normas de Seguridad, Prevención y Protección contra incendios, de acuerdo a la NOM-002-STPS-2010. Contamos además con la certificación NOM-154-SCFI-2005 que ampara nuestra calidad de servicio en cuanto a mantenimiento y venta de extinguidores se refiere.

Si deseas mayor información sobre sistemas contra incendios, detectores de humo, venta y recarga de extintores, no dudes en contactarnos en el teléfono (55)2157-2069 o en el correo electrónico ventas@extintoressecom.mx


Mantén tus extintores en óptimo estado.

Por admin,

El mantenimiento consiste en verificar periódicamente los extintores con el fin de que funcionen efectiva y seguramente. Para realizar esta verificación es necesario hacer un examen completo y realizar cualquier reparación que se necesite.

Los extintores deberían de revisarse anualmente y en caso de ser necesario, se puede realizar una inspección trimestral y una prueba hidrostática.

La revisión debe incluir un análisis minucioso de los elementos básicos de un extintor:

  • Partes Mecánicas
  • Agente Extintor
  • Medios Expelentes

Una vez realizada la verificación, se le debe colocar una etiqueta que indique el mes y año en que esta revisión fue realizada, así como datos de la empresa o persona que realizó el servicio de mantenimiento de extintores.

Otra manera de prevenir fallos al momento de utilizar nuestro equipo contra incendios es realizando pruebas hidráulicas, que tienen como objetivo detectar problemas que puedan causar el mal funcionamiento del equipo:

  • humedad y no detectada.
  • Corrosión externa causada por la humedad atmosférica o vapores corrosivos.
  • Daños causados por manipulación descuidada (que pueden ser o no, claramente observados por inspección visual).
  • Presurizaciones repetidas.
  • Defectos de fabricación.
  • Montaje impreciso de las válvulas o discos de seguridad.
  • Exposición del extintor a temperaturas superiores a las normales.

Los extintores deben recargarse después de cada uso y cuando lo indique la inspección, siempre deben seguirse las recomendaciones del fabricante para evitar accidentes. La vida útil de un extintor es de 20 años.

Para obtener mayor información sobre mantenimiento y venta de extintores, visita nuestra página http://extintoressecom.mx/

 

 


Recarga de Extintores.

Por admin,

Es de suma importancia estar siempre al corriente con la revisión y mantenimiento de extintores y otros equipos contra incendio.

Si los equipos no han sido utilizados en un año al menos, es importante que una persona especializada revise todos sus componentes y sobretodo, que se asegure de que la calidad del agente extinguidor se mantenga en óptimas condiciones.

Si el extintor fue utilizado, entonces deberá someterse a un servicio de recarga de extintores.

En ocasiones es necesario vaciar el contenido del extintor para poder hacer la revisión interna de todas sus partes. Es importante que cada equipo cuente con un indicador que pruebe la última fecha de revisión hidrostática.

En Extintores SECOM estamos certificados por la unidad de verificación 3RS y en el cumplimiento de la norma NOM-154-SCFI-2005, la cual rige a todos los prestadores del servicio de recarga de extintores.

Los servicios de recarga de extintores incluyen:
• Certificado y collarín con holograma de garantía del servicio. Según la norma oficial vigente
• Tiempo de entrega tres a cuatro días hábiles.
• Refacciones menores: empaques, vástagos, resortes y seguros.
• Tres visitas posteriores a su recarga.
• Se proporciona un extintor emergente por uno de recarga.
• Pruebas hidrostáticas a los cilindros.
• Pintura a cilindros, si lo requieren Mejoramos cualquier precio.
• Ordenamiento de los extintores que se encuentran fuera de su área a 1.50 mts. (Altura reglamentaria) con soportes para su colocación y señalamiento

 


Fabrica un extintor casero.

Por admin,

Es importante estar prevenido ante cualquier emergencia y más cuando se trata con fuego de por medio. A veces tenemos pequeñas emergencias en el hogar, y si no contáramos con el equipo contra incendio adecuado, podríamos vernos en medio de una gran emergencia. Por este motivo, es importante saber qué hacer en este tipo de imprevistos, aprendiendo a fabricar un extintor casero que sirve únicamente para una sola ocasión y es para controlar micro incendios.

Necesitarás:

  • El corcho de una botella de vino.
  • Bicarbonato.
  • Vinagre.
  • Un popote de plástico.
  • Servilletas de papel.
  • Una botella de plástico pequeña.
  • Hilo de coser.
  • Una barrena o un berbiquí.

Instrucciones:

  1. Abre la servilleta de forma que quede una superficie cuadrada, pon unas cucharadas de bicarbonato y ciérrala por los extremos formando una bolsa. Enrolla los extremos con el hilo hasta tenerla bien cerrada, deja un pequeño trozo de hilo suelto.
  2. Rellena la botella con un poco de vinagre (unas 5 cucharadas soperas).
  3. Agujera el corcho con la barrena, asegúrate de que el hoyo sea lo suficientemente grande como para que quepa el popote (también se puede utilizar el tapón de plástico de la botella, pero al meter el popote se debe rellenar con plastilina para que no salga aire).
  4. Mete la bolsita de bicarbonato en la botella de forma que quede colgando del hilo y no toque el vinagre.
  5. Cierra la botella con el corcho, asegurándote de que el hilo quede atrapado e introduce el popote.

¿Cómo funciona?

Cuando agitas la botella, el vinagre y el bicarbonato reaccionan produciendo un gas llamado dióxido de carbono, que es más pesado que el aire. Este gas permanece dentro de la botella y desplaza el aire de la botella.

Si liberas este gas sobre una llama, esta se apagará, ya que el dióxido de carbono absorbe el oxígeno necesario para la combustión.

 

 

 


¿Debería tener un sistema contra incendio en casa?

Por admin,

extintor de fuego

Un incendio puede poner en riesgo tu seguridad y la de los tuyos, es por esto que siempre debemos de contar con sistemas contra incendio en casa (aunque no debemos de olvidar contar con estos sistemas también en nuestros lugares de trabajo y vehículos).

La amenaza de fuego está siempre presente, puede presentarse en cualquier momento, ya sea por un mal manejo de materiales químicos e inflamables, instalaciones eléctricas defectuosas o viejas, el mal manejo de combustibles y otros líquidos inflamables, descuidos, etc. Siempre será mejor estar prevenido con un equipo contra incendio bien instalado y mantenido.

Las medidas contra incendio se catalogan en los siguientes rubros:

  • Medidas Pasivas: aquellos programas de prevención y control de incendios que nos ayudarán a evacuar a las personas que se encuentren dentro de las instalaciones en caso de que comience un fuego. Esto se logra mediante la adecuada señalización de las rutas de escape (pasillos, escaleras, puertas, etc.).
  • Medidas activas: en pocas palabras, tener un buen sistema contra incendio que ayude a salvar vidas humanas. Todos los edificios deberían de contar con:

Los incendios son impredecibles y siempre será mejor contar con todas las herramientas para salir bien librado de un evento de este tipo. El mantenimiento de extintores, su correcta instalación, el almacenamiento correcto de los materiales inflamables, etc., son medidas que nos ayudarán a proteger las vidas humanas y los bienes materiales.

 


Identifica los extinguidores dependiendo del tipo de fuego.

Por admin,

11720436846_05bff8f7b3_z

 

Antes de adquirir equipo contra incendio, extintores o cualquier otro equipo, te recomendamos que sepas qué tipo de extinguidor es el adecuado para tus necesidades.

  • Identifica el tipo de materiales en el área.

Clase A: sólidos, como papel, madera, plástico, etc.

Clase B: líquidos flamables como la parafina, gasolina, aceite, etc.

Clase C: gases flamables como el propano, butano, metano, etc.

Clase D: metales como el aluminio, magnesio, titanio, etc.

Clase E: fuegos relacionados con aparatos eléctricos.

Clase F: aceite de cocina, grasa, etc.

  • Tipos de extintores:

Extintores de agua: son los extintores más usados y los más económicos. Usados para fuegos clase A, No se recomiendan para clase B (líquidos) o para fuegos que involucren fallas eléctricas.

Extintores a base de espuma: son un poco más costosos que los extintores de agua, pero más versátiles. Se utilizan para fuegos clase A y B. Sin embargo, este tipo de extintores no es recomendado para fuegos que involucran electricidad, pero son más seguros que los de agua en caso de ser disparados accidentalmente sobre aparatos eléctricos.

Extintores a base de polvo: Comúnmente conocidos como extintores “multi-propósito”, ya que pueden ser usados en fuegos clase A, B y C. Son los mejores para extinguir fuegos clase B (líquidos). Estos extintores también extinguirán efectivamente los el fuego clase C (gases flamables), pero ten cuidado, ya que puede ser peligroso el tratar de extinguir un fuego causado por gases sin haber cerrado antes la fuente de donde emana el gas. Existen polvos especiales para los incendios clase D (metales).

Precaución: al ser utilizado en interiores, el polvo puede limitar la vista o dañar productos y maquinaria.

Extintores a base de dióxido de carbono: este tipo de extinguidor es ideal para fuegos en aparatos eléctricos ya que no es conductor de la electricidad. También extinguirá fuegos clase B, pero hay que tener cuidado para evitar salpicaduras.

Extintores químicos: especiales para fuegos clase F.

Extintores para fuegos de Metales: fuegos de metales como sodio, litio, magnesio y aluminio cuando están en forma de virutas o limaduras. Se requiere utilizar un polvo especial para estos fuegos clase D.

cuadro

Anteriormente al 1° de Enero de 1997, se utilizaba un código de colores para los extintores, que indicaba el tipo de extinguidor que contenían, de acuerdo a la siguiente norma:Códigos de color:

Agua – rojo

Espuma – crema

Polvo seco – azul

Dióxido de carbono – negro

Halón – verde (actualmente es ilegal, excepto por su uso por la policía, fuerzas armadas y aviación)

Los nuevos extintores requieren que el cuerpo del extintor sea rojo. Una zona de color de un 5% se puede utilizar  para identificar el contenido utilizando el código de colores anterior.


Conoce el funcionamiento de los extintores.

Por admin,

Las semejanzas entre un un extintor es muy parecido y una lata gigante de aerosol son muchas. Ambos cuentan con dos sustancias diferentes adentro. Una puede ser sólida, líquida o gaseosa que combate el fuego y la otra, el propelente, es un químico presurizado que provoca que la sustancia que extinguirá el fuego salga a presión.

¿Has notado que siempre son latas de acero sumamente resistentes? Tienen que ser así ya que el propelente que se almacena dentro está a presiones muy altas. Se necesitan envases sumamente resistentes para evitar que los extintores exploten.

Existen 3 tipos diferentes de extintores que presentan pequeñas diferencias en su funcionamiento:

  • Extintores de dióxido de carbono (CO2). Contienen una mezcla de dióxido de carbono (gas no flamable) tanto líquido como gaseoso. El CO2 debe de ser almacenado bajo una gran presión para que pase de su estado gaseoso a líquido. Cuando se libera la presión, el gas se expande y se enfría convirtiéndose en un chorro blanco que extingue el fuego al sofocar el oxígeno y que al mismo tiempo, disminuye la temperatura del fuego.
  • Extintores de agua, son los más comunes. Son básicamente tanques llenos de agua con aire comprimido (que actúa a manera de propelente). Los extintores de agua ayudan a disminuir la temperatura del fuego.
  • Extintores a base de químicos secos. Son tanques con espuma o polvo seco que se combinan con nitrógeno comprimido a manera de propelente. cuando se aplica una capa de espuma o polvo sobre el fuego, se corta el suministro de oxígeno que necesita para seguir ardiendo y el fuego se apaga.

Si no estás seguro de qué extintor utilizar para extinguir un fuego, es mejor que te pongas a salvo y esperes ayuda. Utilizar una sustancia equivocada puede poner tu vida en peligro y empeorar el fuego.


Evita incendios provocados por fugas de gas.

Por admin,

El gas licuado del petróleo, mejor conocido como gas L.P., es una mezcla de gases licuados  que pueden encontrarse disueltos en el petróleo o en el gas natural. Sus componentes, propano y butano, son fáciles de licuar (de ahí su nombre), aunque a temperatura y presión ambientales se encuentran en estado gaseoso.

El gas L.P. es el combustible de uso doméstico más común, y suele ser muy seguro, siempre y cuando se maneje adecuadamente.

Como el gas L.P. es más pesado que el aire, es necesario agregarle odorantes para que pueda ser fácilmente detectado en caso de que haya una fuga, porque cuando se escapa del tanque o tubería puede acumularse formando una mezcla con el aire que puede encenderse con facilidad al entrar en contacto con cualquier fuente de calor.

En Extintores SECOM estamos siempre trabajando en la prevención de posibles causas de incendio, por lo que hemos elaborado estos consejos para garantizar tu seguridad y la de tus seres queridos.

Tanques portátiles.

  • Coloca los tanques en una superficie firme, de preferencia de cemento, y asegúrate de que estén bien sujetos para evitar que se caigan.
  • Revisa los tanques periódicamente. Asegúrate de que no tengan porosidades, óxido, fisuras o manchas como de aceite. Si encuentras cualquiera de estos detalles, solicita su cambio con tu proveedor de gas, el cambio debe ser gratuito.
  • La distancia mínima entre el tanque de gas y la estufa o calentador, deberá ser de 3 mts.
  • Los niños no deben jugar cerca de los tanques de gas. Pueden tirarlos o dañar la tubería.
  • Jamás cocines en lugares sin ventilación.
  • No acumules basura ni productos combustibles o tóxicos cerca de los tanques de gas.
  • Cuando instalen tus aparatos domésticos, utiliza tubo de cobre, rígido o flexible. Nunca uses manguera de plástico, aun cuando tenga malla metálica.

Tanques estacionarios.

  • La instalación de los tanques estacionarios siempre deberá hacerse a la intemperie sobre pisos firmes y nivelados.
  • Te recomendamos no llenar el tanque a más de un 90%.
  • Nunca enciendas fuego cerca de los tanques o instalaciones de gas.
  • No debes colocar objetos alrededor de los tanques de gas, pueden impedir el paso en caso de que necesites acercarte a atender una emergencia.
  • La instalación del calentador de agua debe ser en el exterior a no menos de 3 mts. de distancia de los tanques. Los gases que expele son tóxicos, además, agotan el oxígeno y sin una adecuada ventilación pueden incluso, causar la muerte.
  • Para evitar flamazos o quemaduras, es recomendable mantener siempre encendidos los pilotos de su estufa o calentador. Si no cuentan con piloto, entonces enciende primero el cerillo y acércalo al quemador, después abre la llave del gas.
  • En caso de que la instalación sea muy antigua, siempre es recomendable que sea revisada por personal capacitado.
  • Procura cambiar las válvulas cada cinco años.
  • Cuando el tanque cumpla 10 años, es recomendable que se realice una evaluación de los espesores del cuerpo y las cabezas.

Si a pesar de todas estas medidas, se presenta una fuga de gas, te recomendamos:

  • Conservar la calma.
  • No encender cerillos, encendedores ni nada que produzca flama.
  • No accionar apagadores eléctricos, lámparas, aparatos eléctricos ni nada que pueda causar una chispa.
  • Apague las hornillas de la estufa y cualquier tipo de fuego.
  • Asegúrate de que todos salgan de la vivienda.
  • Cierra todas las llaves de paso y las válvulas de los cilindros / tanques de gas.
  • Abre puertas y ventanas para que el aire circule.
  • Llama a los bomberos.

Adicionalmente, instala detectores de humo en cada habitación de tu casa y acércate a nosotros que podremos asesorarte en la instalación de sistemas contra incendios, venta de extintores, mantenimiento de extintores y cualquier tema relacionado con la prevención de incendios.

 

 

 


¿Por qué quema el fuego?

Por admin,

El fuego se origina cuando hay una reacción química entre el oxígeno que se encuentra en la atmósfera y un elemento combustible como madera, gasolina, papel, etc. Para que se encienda un fuego, es necesario que el elemento combustible se caliente hasta alcanzar su temperatura de ignición.

El calor descompone algunos de los materiales de los que están formados los elementos combustibles. Por ejemplo, si la madera se quema llega a alcanzar los 150 grados centígrados, y a esta temperatura se descomponen algunos de los materiales de la celulosa que se liberan en forma de gases. Estos gases se conocen como humo y contienen hidrógeno, carbono y oxígeno. El resto del material quemado se carboniza. El siguiente paso del proceso de quemado necesita que los gases volátiles liberados alcancen una temperatura aproximada de 260° centígrados (para la madera). Una vez que se ha alcanzado esta temperatura, las moléculas en el gas se despomponen y los átomos se combinan con el oxígeno para formar dióxido de carbono, agua, monóxido de carbono, nitrógeno y carbón. Este proceso químico provoca que los materiales flamables se quemen. Un efecto secundario de estas reacciones químicas es el calor. El calor es lo que permite que el fuego siga ardiendo hasta que se consuman completamente los materiales combustibles.

El fuego nos quema porque es transmitido por radiación, convección o conducción a otros objetos, como la piel humana.

Evita incendios instalando sistemas contra incendios en tu casa y oficina. Tanto la instalación de detectores de humo, como el correcto mantenimiento de extintores nos mantendrá a salvo de sufrir accidentes relacionados con el fuego.