Evita incendios provocados por fugas de gas.

Por admin,

El gas licuado del petróleo, mejor conocido como gas L.P., es una mezcla de gases licuados  que pueden encontrarse disueltos en el petróleo o en el gas natural. Sus componentes, propano y butano, son fáciles de licuar (de ahí su nombre), aunque a temperatura y presión ambientales se encuentran en estado gaseoso.

El gas L.P. es el combustible de uso doméstico más común, y suele ser muy seguro, siempre y cuando se maneje adecuadamente.

Como el gas L.P. es más pesado que el aire, es necesario agregarle odorantes para que pueda ser fácilmente detectado en caso de que haya una fuga, porque cuando se escapa del tanque o tubería puede acumularse formando una mezcla con el aire que puede encenderse con facilidad al entrar en contacto con cualquier fuente de calor.

En Extintores SECOM estamos siempre trabajando en la prevención de posibles causas de incendio, por lo que hemos elaborado estos consejos para garantizar tu seguridad y la de tus seres queridos.

Tanques portátiles.

  • Coloca los tanques en una superficie firme, de preferencia de cemento, y asegúrate de que estén bien sujetos para evitar que se caigan.
  • Revisa los tanques periódicamente. Asegúrate de que no tengan porosidades, óxido, fisuras o manchas como de aceite. Si encuentras cualquiera de estos detalles, solicita su cambio con tu proveedor de gas, el cambio debe ser gratuito.
  • La distancia mínima entre el tanque de gas y la estufa o calentador, deberá ser de 3 mts.
  • Los niños no deben jugar cerca de los tanques de gas. Pueden tirarlos o dañar la tubería.
  • Jamás cocines en lugares sin ventilación.
  • No acumules basura ni productos combustibles o tóxicos cerca de los tanques de gas.
  • Cuando instalen tus aparatos domésticos, utiliza tubo de cobre, rígido o flexible. Nunca uses manguera de plástico, aun cuando tenga malla metálica.

Tanques estacionarios.

  • La instalación de los tanques estacionarios siempre deberá hacerse a la intemperie sobre pisos firmes y nivelados.
  • Te recomendamos no llenar el tanque a más de un 90%.
  • Nunca enciendas fuego cerca de los tanques o instalaciones de gas.
  • No debes colocar objetos alrededor de los tanques de gas, pueden impedir el paso en caso de que necesites acercarte a atender una emergencia.
  • La instalación del calentador de agua debe ser en el exterior a no menos de 3 mts. de distancia de los tanques. Los gases que expele son tóxicos, además, agotan el oxígeno y sin una adecuada ventilación pueden incluso, causar la muerte.
  • Para evitar flamazos o quemaduras, es recomendable mantener siempre encendidos los pilotos de su estufa o calentador. Si no cuentan con piloto, entonces enciende primero el cerillo y acércalo al quemador, después abre la llave del gas.
  • En caso de que la instalación sea muy antigua, siempre es recomendable que sea revisada por personal capacitado.
  • Procura cambiar las válvulas cada cinco años.
  • Cuando el tanque cumpla 10 años, es recomendable que se realice una evaluación de los espesores del cuerpo y las cabezas.

Si a pesar de todas estas medidas, se presenta una fuga de gas, te recomendamos:

  • Conservar la calma.
  • No encender cerillos, encendedores ni nada que produzca flama.
  • No accionar apagadores eléctricos, lámparas, aparatos eléctricos ni nada que pueda causar una chispa.
  • Apague las hornillas de la estufa y cualquier tipo de fuego.
  • Asegúrate de que todos salgan de la vivienda.
  • Cierra todas las llaves de paso y las válvulas de los cilindros / tanques de gas.
  • Abre puertas y ventanas para que el aire circule.
  • Llama a los bomberos.

Adicionalmente, instala detectores de humo en cada habitación de tu casa y acércate a nosotros que podremos asesorarte en la instalación de sistemas contra incendios, venta de extintores, mantenimiento de extintores y cualquier tema relacionado con la prevención de incendios.

 

 

 


Sé el primer comentario .

Tu retroalimentación