¿Qué hacer después de un terremoto?

Por admin,

La ciudad de México se encuentra en una zona altamente sísmica y vive bajo un potencial riesgo de terremotos. La ciudad ha sido sacudida en varias ocasiones por fuertes movimientos telúricos, y algunos de ellos han causado grandes daños a la ciudad y a sus pobladores.

Un terremoto es un movimiento brusco de la tierra en diferentes direcciones, causado por la liberación de energía acumulada durante un largo tiempo.

El movimiento provocado por un terremoto representa un alto nivel de riesgo para las edificaciones que no han sido construidas con un sistema resistente a los movimientos telúricos acarreando consigo daños estructurales, derrumbes, pérdida de vidas, heridos, incendios, ruptura de presas, avalanchas, tsunamis y otros.

¿Cómo debemos prepararnos para una eventualidad de este tipo?

La supervivencia no es cuestión de suerte. La probabilidad de sobrevivir a un terremoto y de minimizar los daños puede lograrse identificando los peligros potenciales y tomando medidas básicas para estar preparados. El sismo difícilmente es el causante de las muertes y los daños, éstos ocurren debido al colapso parcial de las construcciones y por los objetos que caen,  como libreros, lámparas, etc.

Los sismos no pueden predecirse, por lo que es mejor estar preparados. Los expertos saben que un terremoto de gran magnitud está por ocurrir, pero no saben cuándo será. Saber que estamos preparados nos hará sentir más tranquilos, instalar equipo contra incendios, tener un kit de supervivencia con nuestros documentos más importantes, linternas, pilas, y alimentos es algo imprescindible. Saber qué hacer y qué no hacer antes, durante y después del terremoto aumentará las posibilidades de salir bien librados.

Antes del terremoto:

  1. Haga que un experto revise la estructura de su hogar o negocio y haga las reparaciones necesarias.
  2. Sujete a las paredes los muebles altos y cualquier objeto que pueda caer.
  3. Prepare una lista de teléfonos de emergencia.
  4. Haga una lista de lugares seguros y peligrosos de su casa y señalice la ruta de evacuación.
  5. Capacítese en primeros auxilios y realice simulacros con su familia y/o en el trabajo con ayuda profesional.
  6. Almacene provisiones de emergencia.
  7. Elija a una persona lejos de casa a la cual puedan llamar los miembros de su familia para reportar su estado físico.
  8. Ubique los extintores y sistemas contra incendio necesarias para los incendios y primeros auxilios en lugares adecuados.

Durante el terremoto:

  1. Conserve la calma, domine sus nervios y temores. Pensar con claridad será lo más importante en ese momento.
  2. Evalúe la situación. Si está dentro de un edificio no salga, no corra y protéjase poniéndose en posición fetal al lado de un mueble fuerte hasta que cese el movimiento.
  3. No se acerque a ventanas, anaqueles, escaleras y al centro de salones grandes.
  4. Si está a la intemperie, aléjese de postes eléctricos, ventanas, edificios u objetos que puedan caer.
  5. Si va manejando, estaciónelo lo más pronto posible en un lugar seguro y cúbrase.

Después del terremoto:

Los terremotos de gran magnitud a menudo van acompañados por una serie de réplicas o temblores secundarios de menor magnitud, pero que pueden ocasionar daños adicionales, por lo que después de un temblor fuerte es recomendable seguir ciertos procedimientos.

  1. Reúna a su familia o empleados en el lugar seguro acordado y cuente por si falta alguien.
  2. Verifique si hay heridos y adminístrele primeros auxilios.
  3. No encienda fuegos.
  4. Verifique que los tanques de gas estén cerrados.
  5. Utilice los teléfonos sólo para reportar casos de emergencia.
  6. Camine con zapatos cerrados.
  7. Inspeccione los daños a su alrededor.
  8. Manténgase informado por medio de la radio o autoridades pertinentes.
  9. Colabore con las autoridades para la localización de víctimas.

 


Sé el primer comentario .

Tu retroalimentación