Sistemas contra incendios y recomendaciones en el trabajo

Por Admin Merca3w,

sistemas contra incendios

En todo lugar de trabajo es necesario cubrir con ciertas medidas de seguridad en sistemas contra incendios que protejan a los trabajadores y los bienes del lugar.

Actualmente hay normas con exigencias mínimas para la protección de incendios.  Los trabajos de instalación y el mantenimiento de los sistemas contra incendios deben ser realizados con la más alta calidad. Los extintores, por ejemplo deben de cumplir las más estrictas normas.

Los detectores de humo avisan, en caso de incendio, con el tiempo suficiente para poder salir del lugar.
Tienen que instalarse en todos los niveles del edificio, en los pasillos, salas de juntas, salones, salas de espera, etcétera.  Recuerde cambiar las baterías por lo menos una vez al año.
Para proteger el lugar completamente, considere instalar rociadores automáticos contra el fuego, además de los detectores de humo.

Si el edificio se comienza a incendiar, salga rápidamente.  Planifique dos salidas probables en caso de que una se encuentre bloqueada o comprometida.  Recuerde que nunca debe de utilizar los ascensores.  Una vez que haya salido, permanezca afuera.
Realice simulacros por lo menos dos veces al año.

Los cigarrillos tirados descuidadamente son una de las mayores causas de incendios en los lugares de trabajo. Tenga ceniceros grandes y hondos para los fumadores que siempre deben estar en un área exterior en un lugar asignado. No permita que fumen dentro del edificio.

Si algún aparato eléctrico comienza a emitir humo o un olor extraño, desenchúfelo inmediatamente y mándelo a arreglar.
Cambie cualquier cable que esté roto o raído. No sobrecargue las extensiones eléctricas, ni las ponga debajo de las alfombras y si no desconoce los procedimientos, no intente arreglar fallas eléctricas.

Si se encuentra cerca del incendio y se le prende la ropa, no corra. Deténgase donde esté, tírese al suelo, cubra su cara con las manos y siga rodando para sofocar las llamas.

Si encuentra humo, use una ruta de escape alterna. Inhalar humo es extremadamente peligroso.  En caso de tener que atravesar una habitación llena de humo, vaya agachado lo más bajo posible, pues el aire más limpio se encuentra entre 30 y 60 centímetros del suelo.
De ser posible cubra su nariz y boca con un paño húmedo.

Si el incendio apenas comienza y es controlable, utilice extintores que deben de estar colocados en un lugar visible, de preferencia dentro de sus gabinetes y con señalización adecuada.
No olvide mantener cargados sus extintores.

 


Sé el primer comentario .

Tu retroalimentación