¿Cómo limpiar daños por humo?

Por admin,

Tras un incendio hay una tarea secundaria bastante desagradable pero que no puede esperar. La limpieza. Será necesario reemplazar todas las cosas destruidas y limpiar las que aún puedan servir. Estas cosas pueden estar dañadas por el humo y el hollín, por agua, por químicos y además, estos materiales pueden haber llegado a todos los rincones de la vivienda, incluso si el incendio no afectó más que una parte de su casa, el hollín puede haber afectado paredes, artículos de tela, ropa y muebles.

  1. Pide autorización para entrar a la casa. Una vez dentro, evalúa el daño producido. Decide qué quieres limpiar y de qué necesitas tirar.
  2. Deja que el aire fresco circule. Abre las ventanas, lleva un ventilador que te ayude a incrementar el flujo de aire, ésto servirá para que el olor a humo desaparezca.
  3. Si vives en un clima húmedo y cálido, enciende un deshumidificador.
  4. Cambia el filtro de la calefacción a diario, hasta que no haya evidencia de hollín en él.
  5. Seca los objetos mojados. Puedes apoyarte usando ventiladores y deshumidificadores, pero si se usaron mangueras, quizá sea mejor llamar a profesionales para que lo hagan.
  6. Pon atención a la presencia de moho debajo de las alfombras y pisos. El moho puede significar un gran riesgo para la salud y dañar los pisos de manera irreparable.

Una vez que hayas logrado que tu casa regrese a la normalidad, te recomendamos ampliamente que te protejas para que nunca vuelvas a vivir una experiencia como ésta. Instala equipo contra incendio y detectores de humo, y recuerda darle mantenimiento a los extinguidores regularmente.

 


¿Cómo recuperarse después de un incendio?

Por admin,

Un incendio cambia la vida de muchas maneras que no podemos imaginar. Es importante saber por dónde empezar y quién puede apoyarnos en los momentos más difíciles.

Ya sea que se viva en una casa unifamiliar, multifamiliar o en un apartamento, un incendio causa graves daños. Las llamas, el calor, el humo y el agua pueden dañar gravemente los bienes materiales. Frecuentemente se descubre que las cosas que no se quemaron por el fuego fueron arruinadas por el humo o quedaron empapadas por el agua utilizada por los bomberos para apagar las llamas. Todas las cosas que hayan sobrevivido al incendio, deberán ser limpiadas muy cuidadosamente.

Es posible que los bomberos abran agujeros en las paredes del edificio, incluso puede que abran orificios en el techo para dejar salir el calor y el humo. La limpieza después de un incendio toma tiempo y paciencia. Tenga mucho cuidado al entrar a la vivienda y al tocar objetos dañados por el fuego. No coma o beba cualquier cosas que haya estado cerca de las llamas, humo u ollín del incendio o del agua que se utilizó para apagar el fuego.

No entre en una construcción dañada hasta que alguna autoridad competente diga que es seguro hacerlo. Los incendios pueden volver a encenderse, incluso si parecen estar completamente apagados. Los techos y pisos pueden estar dañados y caer. Los bomberos probablemente hayan desconectado servicios como agua, luz y gas. No trate de conectarlos de nuevo usted mismo.

Entre las primeras necesidades después de sufrir un incendio en casa se debe:

  • Limpiar la casa. Puede contratar una empresa especializada en limpieza y/o restauración de objetos personales, o bien, intentar hacerlo usted mismo.
  • Reemplazar documentos personales destruidos o perdidos durante el incendio.
  • Si tiene dinero quemado, trate de colocar cada billete en una envoltura de plástico y llévelo a una sucursal bancaria para reemplazarlo.
  • Contacte a su compañía de seguros para hacer valer su póliza.
  • Una vez que esté reparado su hogar, coloque detectores de humo y el equipo contra incendio necesario para prevenir otra tragedia similar.

 

 

 


¿Dónde sí y dónde no colocar detectores de humo?

Por admin,

En los Estados Unidos se atienden aproximadamente 3,500 incendios en hogares. En un 80% de los incendios con víctimas mortales que se atienden, se descubre que los detectores de humo o bien no estaban instalados, o no estaban instalados correctamente.

Muchas fatalidades suceden durante la noche, mientras las personas están durmiendo y no huelen el humo. El instalar detectores de humo en los lugares adecuados es la mejor manera de asegurarse de que todos los habitantes del hogar serán alertados oportunamente, de que puedan salir a tiempo y salvar sus vidas.

¿Dónde colocar los detectores de humo?

El humo sube y se mueve a lo largo del techo. Subirá por los cubos de las escaleras y por cualquier apertura vertical. Cuando ya no puede subir más, comenzará a acumularse comenzando a bajar. Esto significa que colocar los detectores de humo en el techo te dará las alarmas más oportunas.

Recomendamos colocar un detector de humo en cada habitación, área de sala y en los pasillos de cada nivel de la casa. Sin embargo, esto no siempre es práctico, así que al menos deberemos instalar los detectores en los pasillos, lo más cerca que se pueda de la entrada de las habitaciones. Se recomienda comprar el resto de los detectores en cuanto la economía lo permita.

¿Dónde no instalar los detectores de humo?

No instales detectores en la cocina, el humo y el calor producidos al cocinar pueden activarlos.Dependiendo del tipo de detector, se deberá considerar si son adecuados para su instalación en recámaras o en la lavandería.

captura-de-pantalla-2016-09-19-a-las-3-57-47-p-m

 

 


Lo que debes saber antes, durante y después de un incendio forestal.

Por admin,

Debido a la ola de incendios forestales que se están presentando en diferentes regiones del país, te damos algunas recomendaciones para que sepas cómo actuar antes, durante y después de un incendio forestal.

Antes.

  1. Entérate de cuándo comienza la época de sequías y heladas, ya que son las épocas durante las que se presentan más incendios forestales.
  2. Nunca tires cerillos o colillas de cigarros sobre prados, cultivos o en el bosque.
  3. Si sales al campo, nunca dejes envases de vidrio y recoge los que encuentres.
  4. Si vas a hacer una fogata, apágala perfectamente antes de irte.
  5. Evita las quemas controladas, especialmente durante la época de sequía.
  6. Si tienes cultivos, deja espacio entre las parcelas, para que sirva de barrera cortafuegos.
  7. Ten a la mano un paquete de emergencia que contenga botiquín de primeros auxilios, alimentos no perecederos, linterna y radio con pilas de repuesto, ropa de cambio, documentos importantes y dinero de reserva.
  8. Coloca equipo contra incendios y/o extintores en lugares de fácil acceso.
  9. Las herramientas de campo son útiles en caso de un incendio forestal.
  10. Avisa a las autoridades si observas personas sospechosas que puedan causar incendios.

Durante.

  1. Actúa, pero nunca asumas riesgos inútiles.
  2. Avisa a las autoridades y consigue ayuda.
  3. Trata de combatir el fuego, pero sólo si sabes cómo hacerlo.
  4. Pon en acción el plan de emergencia previsto con tu familia.
  5. Asegúrate de que tu familia y animales domésticos estén en un lugar seguro.
  6. No te expongas al humo, evita inhalarlo ya que podrías perder el sentido.
  7. En cuanto lleguen los bomberos, obedécelos y sigue sus instrucciones al pie de la letra.

Si el fuego amenaza tu vivienda:

  1. Evacúa y ayuda a tus vecinos si te es posible.
  2. Retira todos los materiales combustibles.
  3. Moja las paredes y arbustos que rodean a tu casa.
  4. Suspende el fluido eléctrico y de gas.
  5. Si vas en tu carro, no intentes atravesar el fuego.

Después.

  1. Asegúrate de que el fuego esté completamente extinguido.
  2. Colabora con las autoridades para determinar las causas del incendio e identificar a los responsables.
  3. Si las viviendas resultaron afectadas, repara los daños antes de ocuparlas de nuevo.
  4. En caso de ser necesario, solicita ayuda a las autoridades para comenzar la recuperación de las áreas afectadas.

¿Cómo manipular y almacenar productos inflamables y combustibles?

Por admin,

Los materiales inflamables y combustibles pertenecen a una clasificación de productos químicos que tiene reglas establecidas sobre las condiciones bajo las cuales se deben de almacenar y manipular. Es importante ubicar qué tipo de materiales se están almacenando y la cantidad de los mismos.

Existen organismos internacionales como la NFPA (National Fire Protection Association) que se han hecho normas sobre este tema. Por ejemplo, la norma NFPA30 establece que los líquidos inflamables que tienen un punto de inflamación por debajo de los 37.8° C se deben de clasificar de la siguiente forma:

  • Líquidos Clase I – cualquier líquido con un punto de inflamación inferior a los 37.8° C y una presión de vapor que no exceda los 40 psia. Esta clase se subdivide a su vez en:
    • Clase IA – líquidos con un punto de inflamación inferior a 22.8° C y un punto de ebullición menor a 37.8° C.
    • Clase IB – líquidos con un punto de inflamación inferior a 22.8° C y un punto de ebullición superior a 37.8° C.
    • Clase IC – líquidos con un punto de inflamación igual o superior a 22.8° C, pero menor a 37.8° C.
  • Líquidos Clase II – son todos aquellos líquidos con un punto de inflamación igual o superior a 37.8° C, pero inferior a 60.0° C.
  • Líquidos Clase III – cualquier líquido con un punto de inflamación igual o superior a 60° C, pero menor a 93° C.
    • Líquidos Clase IIIB – líquidos con un punto de inflamación igual o superior a 93° C.

El almacenamiento de líquidos inflamables y combustibles se puede dividir en 2 categorías:

  1. Recipientes móviles – corresponden a pequeñas cantidades o volúmenes superiores que requieran de un área especial para su almacenaje, separados de otros productos químicos. Si van a ser transportados, es necesario clasificarlos y rotularlos como líquido inflamable.
  2. Recipientes estacionarios

  Normas Generales para su manejo:

  • Evitar cargas electrostáticas.
  • No calentar estas sustancias en recipientes destapados o con tapas convencionales a llama directa.
  • Observar dónde se encuentras los dispositivos y medios de protección como extintores, detectores de humo, alarmas, duchas de emergencia, rutas de evacuación, etc.
  • Inspeccionar todos los contenedores periódicamente y antes de ingresarlos a los vehículos transportadores.
  • Mantener los contenedores herméticamente cerrados y protegidos.
  • Evitar que choquen unos con otros.
  • Mantener los contenedores vacíos cerrados y en un área separada.
  • Los vehículos de transporte deben de ir correctamente rotulados y  llevar la señalización adecuada, al igual que las áreas de almacenamiento. Los contenedores o recipientes deben ir marcados con el nombre del producto y la etiqueta correspondiente.
  • Es aconsejable guardar los productos inflamables en envases de metal conectados eléctricamente a tierra. Los recipientes de plástico constituyen en caso de incendio un peligro adicional.
  • Nunca dejar recipientes destapados en el lugar de trabajo, ya que los vapores generalmente son volátiles, inflamables y más pesados que el aire.
  • Utilizar, de ser posible, aparatos cerrados y puestos a tierra y trabaje siempre bajo un sistema de succión que no permita escapar los vapores inflamables.

 

 

 

 


Top 10 tips para prevenir la inhalación de humo.

Por admin,

¿Cómo puedo prevenir la inhalación de humo?

  1. Para evitar los incendios, asegúrese de que las conexiones eléctricas, chimeneas, estufas de leña y radiadores de calor funcionan adecuadamente. Utilice las sustancias inflamables cuidadosamente y guárdelas fuera del alcance de los niños.
  2. No deje los cigarrillos encendidos desatendidos y deséchelos apropiadamente. Mantenga los encendedores de cigarros y fósforos fuera del alcance de los niños.
  3. Diseñe un plan de escape en su casa, en caso que haya un incendio. Practíquelo frecuentemente con su familia.
  4. Arrástrese en el suelo para escapar un edificio en llamas. El aire en el suelo será menos caliente y más limpio.
  5. Utilice detectores de humo en su casa y revíselos regularmente para verificar que estén funcionando de forma adecuada.
  6. No sitúe calentadores de gas en habitaciones con poca ventilación.
  7. Vigile que los calentadores queman bien el gas combustible y que no existen escapes.
  8. Mantenga en buenas condiciones los conductos de ventilación de humos y residuos de combustiones a través de chimeneas, extractores o rejillas de ventilación.
  9. No sitúe braseros ni estufas en una habitación mientras alguien duerme.
  10. No mantenga el motor de un coche encendido en garajes cerrados o locales con escasa ventilación.

¿Qué es un detector de humo?

Por admin,

Los detectores de humo son uno de los 4 tipos de sistemas de contra incendios, y son el método residencial más utilizado para prevenir incendios. Para identificar qué equipo contra incendio es el más adecuado para tu casa, oficina, negocio, edificio, nave industrial, carro, etc., te recomendamos investigar las características de cada uno. Se calcula que un 50% de las muertes en incendios se producen dentro de estructuras que no contaban con ningún tipo de detectores de humo.

1. Detectores de humo iónicos –  se activan cuando hay una concentración anormal de gases y/o humos de combustión, que aunque puede que no sean visibles a simple vista, pueden resultar tóxicos si son inhalados. Este tipo de detectores funcionan cuando detectan una variación en la corriente de iones, lo cual sucede cuando hay presencia de humo, ya que los incendios producen iones, por lo que el aire que entra al detector se ioniza en la llamada “cámara de ionización” por lo que el aparato emite una alerta.

2. Detectores de humo ópticos – estos funcionan al captar el humo que puede verse a simple vista. Dentro de estos aparatos hay una cámara obscura con un diodo que emite una luz y un sensor que la recibe, pero cuando hay partículas de humo o polvo denso, la luz se refracta y al no captar la señal luminosa, el detector emite una alarma.

3. Detectores de humo por análisis de muestra – generalmente están formados por una tubería que va desde la unidad de detección, cubriendo toda la zona que se pretende proteger. Estos detectores cuentan con una bomba extractora que recoge una muestra de aire que al ser conducida a la unidad de detección, es analizada. Si se detecta la presencia de partículas de humo en una cantidad que exceda un valor predeterminado, la alarma se activa.

4. Detectores de humo por puente de resistencia – estos se activan cuando la rejilla con puente eléctrico que contienen entra en contacto con partículas de humo y humedad. En el momento que estas partículas caen en la rejilla, la conductividad se eleva y la alarma se activa. Estos detectores suelen ser muy sensibles y se activan ante la presencia de cualquier gas o humo.

 

 

 

 


Minimiza los riesgos de incendio.

Por admin,

El fuego puede desatarse en cualquier lugar y en cualquier momento. Además de instalar detectores de humo en tu hogar, es ideal que instales extintores en áreas estratégicas como la cocina, recámaras, taller y estacionamiento. Ensaya con tu familia los pasos a seguir ante una emergencia de este tipo, para que todos sepan qué hacer y a dónde dirigirse en caso de incendio.

Ya hemos hablado en publicaciones anteriores de la importancia de que cada habitación tenga al menos dos salidas de emergencia. Si las habitaciones están en una planta alta, se deben instalar escaleras de escape a las que se pueda accesar desde una ventana. Asegúrate de que los niños sepan dónde deben reunirse todos los miembros de la familia en caso de que deban de abandonar la casa.

A continuación te damos una lista de precauciones que te ayudarán a minimizar el riesgo de incendio en tu hogar:

  • Asigna un armario especial para guardar los materiales combustibles y herramientas peligrosas que no deseas que toquen los niños. Coloca un buen candado en la puerta y un detector de calor que te advierta de cualquier riesgo de incendio.
  • Jamás sobrecargues los contactos eléctricos con demasiados aparatos. Si los fusibles se queman o los breakers saltan continuamente, lo mejor será contratar a un electricista que revise toda la instalación eléctrica.
  • No coloques cordones eléctricos o extensiones debajo de alfombras o tapetes. Los cables se gastan fácilmente y pueden causar un corto circuito que provoque un fuego.
  • Utilizar clavos o grapas para sujetar los cables eléctricos a las paredes o bases de muebles puede dañar los cables y causar un incendio o aumentar el riesgo de electrocuciones. Es mejor utilizar cinta adhesiva para fijar los cables.
  • Reemplaza los cables y extensiones viejos antes de que se quemen.
  • Mantén los combustibles lejos del horno o estufa, ya que pueden emitir flamas o chispas.
  • Se recomienda poner una calcomanía en las ventanas que alerte a los bomberos de la presencia de niños o personas mayores en la vivienda. Esto es sumamente útil en caso de una emergencia.
  • Un enchufe eléctrico que esté anormalmente caliente al tacto, puede indicar una condición eléctrica potencialmente peligrosa. En tales casos, desconecta los cables y llama a un electricista.
  • En ocasiones las lámparas montadas en el techo o dentro de las paredes pueden atrapar calor. En estos casos se recomienda usar focos de bajo voltaje, preferiblemente, de 60 watts o menos.
  • Si prendes una chimenea o estufa de leña dentro de tu hogar, asegúrate de que esté completamente apagada antes de salir de la casa o de irte a dormir.
  • Desconecta el secador de pelo o cualquier otro aparato eléctrico en el baño cuando no lo utilices.
  • Nunca metas los bordes de las cobijas eléctricas debajo de la cama, puede sobrecalentarse e iniciar un incendio.
  • Asegúrate de siempre apagar los cojines eléctricos antes de dormir. Podría causar quemaduras aun cuando esté conectado en niveles relativamente bajos.
  • Para fabricar un extinguidor casero en seco, añade 6 onzas de arena fina en un contenedor y agrega 2 onzas de bicarbonato de sodio. Mezcla bien los ingredientes. Mantén este contenedor en tu estacionamiento, cocina o taller. Esta mezcla puede espolvorearse directamente sobre aceite, grasa y fuegos causados por gasolina o petróleo.
  • Si vives o trabajas en un edificio alto, localiza las salidas de emergencia de tu piso. Si suena una alarma, recuerda utilizar siempre las escaleras, jamás utilices el elevador.

¿CUÁNTO TIEMPO PUEDES SOBREVIVIR EN UN INCENDIO?

Por admin,

Una de las principales preguntas que se hacen los bomberos al llegar a un incendio donde saben que hay personas atrapadas, es ¿podrán seguir vivas? Si no creen que haya posibilidades de encontrar a algún sobreviviente, entonces se dedicarán exclusivamente a apagar el fuego, sin tratar de entrar al incendio.

Muchas personas critican esta acción, ya que siempre se tiene la esperanza de que las víctimas sigan con vida, pero, ¿en qué se basan los bomberos para decidir si entran o no a un edificio en llamas?

Utilizan un cálculo llamado “Perfil de Supervivencia”. Para mucha gente, el “Perfil de Supervivencia” mata a las víctimas de un incendio, pero en realidad, son las llamas y el humo los que matan a las personas atrapadas. Muchas veces, incluso antes de que lleguen los bomberos al lugar del siniestro. El “Perfil de Supervivencia” salva las vidas de los bomberos.

La Asociación Nacional de Protección del Fuego (NFPA, por sus siglas en Inglés) establece que el cuerpo humano no es capaz de soportar las temperaturas aproximadas de 100° C que se registran al comienzo de un incendio, mucho menos los 260° C a los que se puede llegar en 3 ó 4 minutos y qué decir de los 594° C que se alcanzan después de 5 minutos.

SI un espacio no es apto para que los bomberos ingresen, la posibilidad de supervivencia de las víctimas es muy baja.

Estudios científicos sobre quemaduras en el sistema respiratorio y la inhalación de gases calientes durante las primeras fases de un incendio, revelan que las personas atrapadas en un incendio tienen tiempos de supervivencia limitados. Se ha demostrado que las víctimas mortales de un incendio son más susceptibles a presentar quemaduras en el sistema respiratorio debido en primer lugar, al calor y a los gases tóxicos en segundo lugar. El tiempo de exposición a estos elementos es de menos de 10 minutos.

En sólo 230 segundos una víctima ya presenta quemaduras letales de primer grado en el sistema respiratorio. Claro que no hay dos incendios que se comporten de la misma manera, algunos fuegos pueden avanzar más lentamente, dependiendo de varios factores, como el lugar donde se inició el fuego, condiciones atmosféricas, los materiales de construcción, etc., pero sobretodo, el tiempo de supervivencia de las victimas depende, principalmente, de los niveles de oxígeno.

De aquí la importancia de contar con sistemas contra incendios apropiados en nuestra casa y oficinas, así como de detectores de humo en cada habitación, ya que nos darán los segundos necesarios para ponernos a salvo.

Extintores SECOM es una empresa líder en México en la fabricación, recarga, mantenimiento y comercialización de extinguidores, alarmas de incendios, detectores de humo, gabinetes, señalamientos y equipo para protección civil, además le brindamos el servicio de instalación de sistemas para la extinción de incendios. Contamos con personal capacitado y calificado que le ayudará a identificar cuál es el dispositivo extintor que necesita o del cuidado y manutención que requiera. Nuestro principal objetivo es ofrecerle los más altos estándares de calidad y satisfacción en nuestros productos y servicios, ya que nuestra prioridad es su seguridad.


El humo, un asesino silencioso.

Por admin,

Es un error común pensar que las muertes relacionadas por incendios son debido a las quemaduras, sin embargo, el humo es la causa principal. Más del 75% de estas muertes son a causa de intoxicación por inhalación de humo, que puede ocasionar desde irritaciones menores en las mucosas respiratorias, hasta la muerte tras inhalar la mezcla tóxica de partículas en combustión y gases producida por la combustión de muebles, alfombras y productos químicos.

El humo causa diferentes niveles de daño al organismo:

  • Asfixia: se debe a la inhalación de humo y gases tóxicos provenientes de la combustión de sustancias químicas como telas, maderas, plásticos, etc. La combustión consume el oxígeno disponible, bajando sus niveles a menos del 15%.
  • Quemaduras en las vías respiratorias: la inhalación de humo provoca quemaduras en los tejidos del sistema respiratorio, los cuales, al inflamarse, obstruyen el paso del aire hacia los pulmones.
  • Daños a nivel celular: causados por los productos químicos que generan gases tóxicos al quemarse, monóxido de carbono y ácido cianhídrico (cianuro), además de acroleína, fosgeno o ácido clorhídrico que son sumamente irritantes para las vías respiratorias.

La inhalación de humo produce una muerte rápida. Los síntomas de la intoxicación son falta de aliento, ronquera, tos, dolor de cabeza, ojos irritados, hollín en las fosas nasales, confusión, mareo y desmayos.

La mejor manera de prevenir este peligro es instalando detectores de humo en todas las habitaciones de la casa. El humo tiende a subir durante un incendio, por lo que un detector de humo instalado en el techo nos avisará de manera oportuna, permitiendo a los habitantes de la casa ponerse a salvo.

Los detectores de humo son prácticos, económicos, fáciles de instalar y salvan vidas. En Extintores SECOM tenemos todo tipo de equipo contra incendio, venta de extintores  y de detectores de humo, además de mantenimiento de extintores.