Recomendaciones en sistemas contra incendios

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook


En todos los lugares de trabajo deben cumplir con las medidas de seguridad básicas en sistemas contra incendios para proteger al personal, clientes, visitas, bienes e infraestructura del edificio.

En la actualidad hay varias normas que exigen requerimientos mínimos para la protección contra incendios, que se divide en dos áreas:

  • Pasiva. Evita el inicio del fuego o su propagación como detectores de humo y gases.
  • Activa. Equipo contra incendios como extintores, bocas de incendio y rociadores.

Los trabajos de instalación y mantenimiento de estos sistemas deben ser realizados por empresas capacitadas y expertas ya que de eso dependen las vidas de las personas que se encuentren dentro del lugar en caso de una contingencia.

Los sistemas pasivos alertan del inicio del fuego mediante alarmas sonoras y visuales. Hay sistemas contra incendios que encienden las luces del área comprometida y se dispara una alerta sonora para que personal capacitado acuda. Es por eso que los extinguidores deben de estar a la mano y en óptimo estado.
Los sistemas activos se utilizan cuando el fuego ya presenta un peligro para la vida de los ocupantes del lugar. El equipo contra incendio debe de ser visible y en un lugar en el que todos sepan que pueden encontrarse. Los extinguidores en sus gabinetes, mangueras en buen estado, tomas de agua fáciles de manipular y rociadores de agua adecuados.

Recuerde que los señalamientos son muy importantes para indicar la ubicación de extintores, rutas de evacuación, salidas de emergencia y puntos de reunión.

Los detectores de humo son un útil y vital elemento pues avisan en caso de incendio con suficiente tiempo de escapar.
Estos tienen que ser instalados en todos los niveles de su casa, oficina o edificio. Principalmente en los pasillos, escaleras, afuera de las habitaciones y espacios comunes (salas, comedores, salas de juntas, cuartos de juego).
Cada mes haga una prueba de su funcionamiento de acuerdo a las instrucciones del fabricante. Cambie las pilas una vez al año, o cuando el detector suene para indicar que las pilas estén bajas. Las pilas siempre tienen que ser nuevas, nunca utilice las de otros aparatos para remplazar las del detector de humo.

Tal vez te pueda interesar:

Dejar un comentario

Item added to cart.
0 items - $0.00