¿Cómo limpiar daños por humo?

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook

Tras un incendio hay una tarea secundaria bastante desagradable pero que no puede esperar. La limpieza. Será necesario reemplazar todas las cosas destruidas y limpiar las que aún puedan servir. Estas cosas pueden estar dañadas por el humo y el hollín, por agua, por químicos y además, estos materiales pueden haber llegado a todos los rincones de la vivienda, incluso si el incendio no afectó más que una parte de su casa, el hollín puede haber afectado paredes, artículos de tela, ropa y muebles.

  1. Pide autorización para entrar a la casa. Una vez dentro, evalúa el daño producido. Decide qué quieres limpiar y de qué necesitas tirar.
  2. Deja que el aire fresco circule. Abre las ventanas, lleva un ventilador que te ayude a incrementar el flujo de aire, ésto servirá para que el olor a humo desaparezca.
  3. Si vives en un clima húmedo y cálido, enciende un deshumidificador.
  4. Cambia el filtro de la calefacción a diario, hasta que no haya evidencia de hollín en él.
  5. Seca los objetos mojados. Puedes apoyarte usando ventiladores y deshumidificadores, pero si se usaron mangueras, quizá sea mejor llamar a profesionales para que lo hagan.
  6. Pon atención a la presencia de moho debajo de las alfombras y pisos. El moho puede significar un gran riesgo para la salud y dañar los pisos de manera irreparable.

Una vez que hayas logrado que tu casa regrese a la normalidad, te recomendamos ampliamente que te protejas para que nunca vuelvas a vivir una experiencia como ésta. Instala equipo contra incendio y detectores de humo, y recuerda darle mantenimiento a los extinguidores regularmente.

 

Tal vez te pueda interesar:

Dejar un comentario

Item added to cart.
0 items - $0.00