¿Cuál es la diferencia entre la inspección y el mantenimiento de extintores?

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on facebook

La inspección y el mantenimiento de extintores son conceptos que podemos confundir frecuentemente. Ambos son de suma importancia para la prevención de incendios y es por esto que a continuación te presentaremos en que consta cada uno:

¿En qué consiste la inspección de extintores?

Una inspección es una “revisión rápida” para dar una seguridad razonable de que un extintor de incendios está disponible, completamente cargado y operable. El valor de una inspección se encuentra en la frecuencia, regularidad, y la minuciosidad con la que se lleva a cabo. La frecuencia puede variar de cada hora a mensual, basado en las necesidades de la situación. Las inspecciones siempre deben realizarse cuando los extintores se colocan inicialmente en servicio y, posteriormente, a intervalos de aproximadamente 30 días.

¿En qué consiste el mantenimiento de extintores?

Los extintores deben mantenerse a intervalos regulares (al menos una vez al año), o cuando se indique específicamente por una inspección. El mantenimiento de extintores es un “control minucioso”. Su objetivo es dar la máxima garantía de que un extintor funcionará de manera efectiva y segura. Incluye un examen completo y cualquier reparación necesaria, la recarga o sustitución. Normalmente se revelará la necesidad de la prueba hidrostática de un extintor.

Si después de dar una inspección a tus extintores te diste cuenta de algunas irregularidades en Extintores SECOM podemos ayudarte a darle el mantenimiento adecuado a tus extintores. Para solicitar más información contáctanos.

Tal vez te pueda interesar:

Dejar un comentario

Item added to cart.
0 items - $0.00